De vuelta de todo

Una aprende que no hay metas inalcanzables, hay objetivos que no merecen la pena.

Que hay que abrir la ventana para que algunas malas decisiones se vayan con la brisa de la mañana.

Que la muerte besa en los labios, el cuerpo y la esencia.

Que si limpias los cristales, llueve.

Que si sanas tu corazón, con probabilidad, te lo volverán a romper en mil pedazos.

Que hay perfumes que combinan perfectamente con la eternidad.

Que hay cosas que tiene la sencillez de no tener una explicación.

Que a veces hay que perder para que otros puedan ganar.

Que una persona puede hacerte reavivar con un abrazo o ponerte el nudo de la soga que más te ahoga.

Que en todos los países el domingo precede al lunes.

Que aún a sabiendas de que el dolor está por acaecer, desabrigamos nuestras almas.

Que hay piedras en el camino que son montañas.

Que la decepción viene servida en bandeja por aquellas personas que más aprecias.

Que no todo tiene la propiedad de olvidarse.

Que hay sonrisas que merecen un siglo de espera.

Que en el mismo año hay diluvios, nubes, viento y sol.

Que hay pesadillas y sueños que acontecen de día.

Que hay ángeles sin alas y héroes sin capas.

Que las canciones bailan disfrazadas de recuerdos.

Que, a veces, por mucho que se ande no se recorre distancia, se recorre experiencia.

Que las ilusiones, mejor acompañadas que solas.

Que los miedos agarran el sabor de hacerte quebrantar, no de hacerte vencer.

Que hay promesas que no se deben cumplir.

Que las mayores luchas a menudo son con nosotros mismos.

Que hay personas que si se van ni te enteras, y otras te desgarran tu ser.

Que el calor de piel con piel es el mejor remedio para el frío.

Que el amor es y será lo único que empuje mi mundo.

Que hay verdades que hacen que el resto de las cosas parezcan mentira.

Que hay miradas que siempre serán perennes en el purgatorio.

Que casi siempre se llega, aunque alguna veces demasiado tarde o no donde se espera.

Que cada hora tiene su tiempo, algunas son rápidas y otras demasiado lentas.

Que a veces se confunde follar con hacer el amor, pero nunca viceversa.

Que las oportunidades no pasan en tren, vienen andando y hay que cogerlas de la mano.

Que desde el suelo se ve mejor el cielo, pero no el horizonte.

Que las peores lágrimas vienen envueltas con el más duro de los silencios.

Que hay que quedarse con la persona que te elige como prioridad, aunque tenga millones de excusas para no hacerlo.

Que arañar el destino es descubrir que te puedes equivocar.

Que no es igual desear estar sola que la soledad.

Que hablar no implica comunicarse.

Que a veces es necesario apagarse para luchar con nuestros propios demonios en la más pura oscuridad.

Y a pesar de esto…

una aprende que a tu lado no hay vuelta de todo,

siempre culminarás lo inimaginable.

(E.M.A)

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Eugenia dice:

    El éxito no es accidente, es trabajo duro. Cada palabra que transmites es la suma de pequeños esfuerzos que nos conquista.
    Muy linda publicación.

    Le gusta a 2 personas

    1. E.M.A dice:

      Gracias por tus palabras. Alegran el día

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s