Te haré…

Te haré el amor con palabras  hasta la llegada del día en que la distancia no exista y el verbo se haga carne (Brenda B. Lennox)

Te vi…

Te vi follar y fallar y no sé cuándo me gustaste más: si cuando te contemplé proclamándote diosa o cuándo te observé confesándote humana (Elvira Sastre)

EN EL ÚLTIMO BAR

Y qué pasó entonces. Pasó una mujer. Pero qué pasó, Que era de las que nunca terminan de pasar. (Karmelo C. Iribarren)

Quédate…

Quédate con quien te bese las heridas que nadie tocó, te ame los defectos que nadie aceptó y te despierte los demonios que nadie conoció (Anónimo)

Cuando te acaricié…

Cuando te acaricié me di cuenta que había vivido toda mi vida con las manos vacías -Alejandro Jodorowsky –

Cada secreto del alma…

Cada secreto del alma de un escritor, cada experiencia de su vida, cada atributo de su mente, se hallan ampliamente escritos en sus obra. (Virginia Woolf)

Simplemente…

Algunas personas sacan lo peor de ti, otras sacan lo mejor de ti, y luego están esos remarcablemente extraños, los adictivos que simplemente sacan el máximo de ti. De todo. Te hacen sentir tan vivos que los seguirías directamente al infierno, sólo para conseguir tu dosis. – Karen Marie Moning –

Recuérdame

“Todo lo que hagas en la vida será insignificante, pero es muy importante que lo hagas porque nadie más lo hará. Como cuando alguien entra en tu vida y una parte de ti dice: no estás minimamente preparado para esto; pero la otra parte dice: hazla tuya para siempre” (Recuérdame)