De vuelta de todo

Una aprende que no hay metas inalcanzables, hay objetivos que no merecen la pena. Que hay que abrir la ventana para que algunas malas decisiones se vayan con la brisa de la mañana. Que la muerte besa en los labios, el cuerpo y la esencia. Que si limpias los cristales, llueve. Que si sanas tu…

Simplemente…

Algunas personas sacan lo peor de ti, otras sacan lo mejor de ti, y luego están esos remarcablemente extraños, los adictivos que simplemente sacan el máximo de ti. De todo. Te hacen sentir tan vivos que los seguirías directamente al infierno, sólo para conseguir tu dosis. – Karen Marie Moning –