Tal vez

«Por más que busco tu mano, por más que me aproximo, más lejos me encuentro de ti, déjame descubrir el sentido de tenerte, déjame por un segundo comprender lo que te acontece” Y yo, sola, ahora que te preciso sin entenderlo, ahora es cuando te veo rendido a mis pies, llorando por mí, llorando por…