Caretas de papel – Libro

¿Qué estarías dispuesta a hacer por la mujer de tus sueños?… Una idea alocada, una confusión, y un contrato chocarán de frente con los mundos dispares de la audaz Teniente Sulivan y la fría empresaria Silvia Miltons. Descubre junto a ellas si a lo largo de este viaje conseguirán deshacerse de las caretas que durante…

Sueños

George Bernard dijo una vez: Ves cosas y dices, “¿Por qué?” Pero yo sueño cosas que nunca fueron y digo, “¿Por qué no?”. Y tenía toda la razón… ¿Por qué no hacemos de un sueño una realidad? A veces difícil, pero no imposible. Por este motivo, cogí mi sueño de escribir y estoy intentando que…

Sexta carta a ella

Simplemente nosotras, aquí estamos, como nunca pensé que estaríamos. Tú con el miedo de enseñarme el pasado trazado en tu piel, yo con las ganas de besarte tus temblores, de naufragar con besos por el mar de tus cicatrices. Y aquí estamos, desnudas en la voracidad de nuestro ser. Sigilo. Mero sigilo. Un roce con…

Punto muerto

Tú me miras, o quizá no. Nuestros retratos están inmunes en el olvido de aquellos latidos que sumergimos en sal. Silencio. Rompo los cristales de la jaula de nuestra rutina. Grito, o quizá no. Estoy cansada. Cansada de dibujar la primavera en nuestras tardes, de poner nuevos caminos en el recorrido de tu ser, de…

¿Qué es el olvido?

Siempre pensé que era cuando se intentaba quemar los recuerdos, sonrisas y sueños que compartías con alguien que ya no deseas en tu vida. Romper con el pasado que nos ata  a ser cautivos de esa desdicha. Que olvidamos cuando pretendemos arrinconar en lo más profundo de nosotros aquellos sentimientos que, poco a poco, […]

Todo

Miramos el silencio del pasado y creemos que lo vemos todo, pero la vida jamás es así, aunque lo imaginemos, aunque confiemos en ello. Y es que las cosas cambian, desaparecen o nunca existieron. Y pensamos que el todo es un sueño, burlando así el dolor del pensamiento. Y el tiempo se detiene, y ese…

Un día bueno

No somos más que el tiempo que nos queda caminando hacia el olvido que seremos. Es duro, pero es así. El resto, literatura. Lo mejor es no pensarlo mucho: seguir andando, tomar cafés, enamorarse, ver la lluvia… (Karmelo C. Iribarren)

EN EL ÚLTIMO BAR

Y qué pasó entonces. Pasó una mujer. Pero qué pasó, Que era de las que nunca terminan de pasar. (Karmelo C. Iribarren)

No queda nada más

No queda nada más que tus recuerdos, silencio que subyace al silencio, manos temblorosas en desapego. No queda nada más que palabras derrochadas, miradas que dejaron ya de mirar, simple música abandonada de jazz. No queda nada más que lágrimas perdidas, luz que atravesó noches y días, sueños que cayeron en perennidad. Tú, yo… No…

Cada secreto del alma…

Cada secreto del alma de un escritor, cada experiencia de su vida, cada atributo de su mente, se hallan ampliamente escritos en sus obra. (Virginia Woolf)