Novena carta a ella

el

Una pregunta que no es pregunta en mi mente,

la misma respuesta varias veces.

Y nace, nace esa esperanza teñida de futuro,

de nuestro futuro.

Una tal Lola es testigo de ser tuya,

mejor dicho… mi ser se ha vuelto tuyo.

Quedadas, mensajes, reproches, pelis eternas,

danzas en la cama, besos, discusiones no completas…

Silencios…

Cuántas conversaciones perdidas,

olvidadas donde tú querías.

Queman en mi interior.

Son velas que no iluminan.

Y aún así nace, nace la necesidad…

La necesidad que estés en mi vida no para vivir,

si no porque mi vida es mejor contigo.

Las horas ya no me derriban

en la obligación de llenarlas todas.

Es tu boca la que me derriba.

Tienes la virtud de precipitar mi calma,

mis miedos, mis demonios y mi vida entera.

Conseguir de mí lo posible…

 y lo imposible.

Si supieras realmente amor,

si supieras lo frágil que me vuelvo a tu lado.

Y no es malo… es humano.

Pero limitas tu pecho y tu mundo.

Incluso limitas tu credo en mí…

Y nace, nace la excepción y no soy yo.

Una pregunta que no es pregunta en mi mente:

¿No estás aquí conmigo? Espero. Me quedo

(E.M.A)

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. maria eugenia dice:

    Muy lindo..
    Esas líneas que estremecen y alimentan el alma
    Moldean mi camino para abrazar y permitir que el
    Amor florezca en cada estrofa que leo.

    Slds,

    Enviado desde mi iPhone

    Le gusta a 1 persona

    1. E.M.A dice:

      Muchas gracias María Eugenia por tus palabras. Me llenan 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s